13/4/18

Ecahgilcek: La historia de una venganza


La espesa y baja niebla marina permanecía inmóvil, como atrapada en una solitaria, remota y lúgubre hondonada. Envolvía por completo aquel solitario barco, que como un meteoro en el vasto firmamento avanzaba sin un visible alto por el amplio y azul Mar Caribe. Era un potente y lento galeón Español de mediados del siglo XVII. Gran parte de su numerosa tripulación estaba de pie sobre la cubierta, armada hasta los dientes. Sabían que el terrible y peligroso momento de venganza que había esperado vehemente durante aquellos largos años su capitán, y que tanto habían perseguido, estaba muy cerca por fin, pese a ello, nunca habían estado más preparados.