8/1/19

La consulta de los muertos





Daniel y Analia, compañeros de trabajo y grandes amigos, ambos jóvenes y de sana complexión atlética, se verían de nuevo envueltos en una frenética carrera en dirección al cementerio de aquel pueblo costero de nombre Puerto Blanco. Aquella noche de negro cielo sin estrellas y de frío hálito, sería una de las muchas que pasarían recorriendo aquellos sombríos parajes, bajo la débil claridad de la luna, que bañaría sobre ellos su espectral y frío fulgor por exiguos e interrumpidos instantes.